Alertas de emergencia ante desastres naturales, factor humano determina comportamiento

Sólo el 58 por ciento de la población de las zonas costeras de Fukushima, Iwate y Miyagi atendió inmediatamente después del terremoto la alerta de tsunami y se dirigió a un terreno más alto, tal como revela un estudio del gobierno japonés, publicado en el Japan Times, en agosto de 2011. De los que trataron de evacuar después de escuchar la advertencia, sólo el cinco por ciento fueron sorprendidos por el tsunami.

Los resultados del informe plantean la pregunta de por qué algunas personas actúan sobre alertas tempranas, mientras que otros los ignoran y la explicación podría estar en el factor humano, señala el experto en preparación para desastres, Sudhir Kumar, en SciDev.net

El gran terremoto del este de Japón y el posterior tsunami del 11 de marzo 2011 desafiaron las ideas globales sobre cómo responder a los desastres. Se demostró que las defensas estructurales por sí solas, como espigones, diques y barreras costeras de marea, no pueden proporcionar protección contra tsunamis de tal magnitud.

Los acontecimientos de ese día también hicieron hincapié en la importancia de los sistemas ‘end-to-end’ de alerta temprana (sistemas que abarcan todos los pasos de detección de riesgos a través de la respuesta de la comunidad).

sistema de alerta tusnamis DART

 Barreras a la acción

“Dado que el cambio climático altera los riesgos que plantean los fenómenos meteorológicos extremos, como una comunidad responde a las alertas tempranas será un factor decisivo en actúa la población ante eventos hidrometeorológicos, incluyendo ciclones, tormentas, fuertes nevadas, aludes, tormentas costeras, inundaciones, sequías, olas de calor y de frío”, señala

Lenguaje técnico

El lenguaje técnico utilizado en los sistemas de alerta puede ser la primera barreras a la acción, según Kumar, quién señala que los individuos y las comunidades pueden no ser capaces de entender el significado de términos oscuros como ‘ciclón Categoría 4’, o el significado de una velocidad del viento dada.

Incluso cuando una comunidad recibe una advertencia, la percepción del riesgo puede disuadirlos de actuar para buscar su seguridad.

 Falta de percepción del riesgo

En 2008, por ejemplo, el Departamento de Myanmar de Meteorología e Hidrología detectó el ciclón Nargis en una etapa temprana, pero la gente subestimó su intensidad y creyó que quedarse en casa ofrecería protección contra los vientos, inundaciones y mareas del mar.

El sistema de alerta temprana en sí puede subestimar el riesgo, como ocurrió cuando las inundaciones golpearon Mumbai, India, el 26 y el 27 de julio de 2005, que ocasionaron 900 muertos.  Posteriormente, un comité de investigación encontró una diferencia significativa entre el pronóstico de precipitación (entre 65 milímetros y milímetros 124,9) y la precipitación real (944 milímetros – la octava lluvias más intensa durante un período de 24 horas de grabación). Varios cientos de personas perdieron la vida en las inundaciones.

(Imágen: ADPC)

Creencias culturales

La decisión de una comunidad de actuar sobre las advertencias también se ve influida por la cultura y las creencias. Algunos podrían ver un desastre como un “acto de Dios”, o incluso, como en algunas partes de Nepal, “Devi-Prakop ” “castigo de Dios”, ante cuyo rostro los seres humanos que no tienen poder y por lo tanto no actúan.

Los beneficios percibidos de la adopción de medidas pueden no ser sencillos, añade Kumar. La gente a veces duda a la hora de abandonar sus hogares por temor a perder sus pertenencias y bienes. También pueden no tener confianza en las autoridades que prestan ayuda o en la protección ofrecida en los centros de evacuación.

Otro factor clave es si la infraestructura o los servicios necesarios para la evacuación estén en su lugar. En el caso del ciclón Nargis, las comunidades locales tenían donde refugiarse, como refugios seguros, pero no había protocolos y procedimientos de evacuación.

Lecciones aprendidas

Myanmar ha adoptado un enfoque de cinco colores, que van desde  el amarillo, por ejemplo, un ciclón se está formando en el Mar de Andamán o en la bahía de Bengala al verde : un ciclón que se debilitó y pasó. Este sistema facilita la comprensión de lo que está pasando y, en consecuencia, las personas son capaces de reaccionar a las advertencias de ciclones.

En Mumbai, el radar Doppler se está instalando para ayudar a detectar lluvia severa localizada y aumentar la credibilidad de las alertas tempranas y la confianza de la gente en su exactitud.

En Nepal, los desastres se ha dividido ahora en tres componentes: riesgo (eventos naturales como terremotos, lluvias o ciclones), vulnerabilidad (estructuras inseguras, la degradación ambiental, la falta de conciencia sobre los pros y de los desastres) y exposición (la ubicación de los elementos vulnerables de las zonas de inundación y otras áreas de peligro).

El resolución de lo que constituye un “desastre” ayuda a cambiar la actitud de la gestión de desastres y aumenta, así, la posibilidad de que una comunidad respete las advertencias tempranas, en opinión de Sudhir Kumar.

La construcción de refugios seguros y el establecimiento de procedimientos de evacuación en muchos países, como Bangladesh, la India y Myanma ha fortalecido el último eslabón de un sistema de alerta temprana, añade.

Sistema de alerta ante tsunamis en el mar

Mejorar los sistemas de alerta

A pesar de estos avances, el desarrollo de sistemas de alerta temprana tiene, en su opinión, un largo camino por recorrer. Por ejemplo, los cinco colores del sistema de alerta de Myanmar tienen que ser re-examinados a la luz de esquemas similares en otros países, y desarrollar un sistema estándar de código de colores.

El portavoz del mensaje en los medios

Muchos países utilizan la televisión y avisos de radio, dice Sudhir Kumar, pero si la información la trasmiten los locutores de noticias en su tono habitual las advertencias pueden ser tratadas como noticias cotidianas e ignoradas por muchos espectadores y oyentes.

“La forma en que un locutor anuncia una advertencia – e incluso un esquema de estudio de fondo de color – es también importante en la transmisión de la gravedad de un mensaje. Esto necesita ser más estudiado”, añade.

Los desastres están siempre con nosotros, y el cambio climático parece que va a aumentar la intensidad y frecuencia de los fenómenos extremos. Hacer frente a ellos es una disciplina en evolución, que requiere un enfoque integrado que incluya la tecnología, la comunicación, las ciencias sociales y la psicología, en opinión de Sudhir Kumar.

Sudhir Kumar, gerente de proyecto senior en el Centro Asiático de Preparación para Desastres (ADPC), lidera el proyecto de  reducción del riesgo de desastres (RRD) en el sudeste  y el sur de Asia.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario