Uso de varios canales de comunicación favorece respuesta en emergencias, señala estudio terremoto Japón

 

Cuenta oficial del Primer Ministro de Japón en inglés

El promedio de mensajes de Twitter por minuto en el terremoto de Japón de 2011 fue de 3.000, cifra que subió hasta los 11.000 tras el terremoto. Los japoneses escribieron, además,  200 mensajes directos por  minuto en la red social antes del terremoto y 1000 cada minuto después del seísmo y utilizaron también la radio, los periódicos locales, boletines de noticias, Facebook, Mixi, sms y el boca a boca.

Twitter facilitó las misiones de búsqueda y rescate de sobrevivientes atrapados por el tsunami, según un estudio publicado por  Internews y compartido por @PatrickMeier. El informe señala también que el Gobierno de Japón estableció su primera cuenta de Twitter relacionada con el desastre tres días después del terremoto.

SafeCast, un proyecto de voluntariado dirigido a recoger y compartir las mediciones de radiación, se creó una semana después del desastre y ha generado más de 3,5 millones de lecturas hasta diciembre de 2012.

El estudio señala también que  la ansiedad y el nivel de estrés de las personas aumenta si no hay ninguna información después de un desastre, y que los viejos medios de comunicación funcionan mejor en situaciones de emergencia.

Las radios comunitarias, periódicos locales, boletines de noticias, en algunos casos escritos a mano  y el boca a boca juegan un papel clave en el suministro de información vital para las comunidades. La radio se considera la fuente más valiosa de información por comunidades afectadas por desastres, desde el día del desastre  hasta el final de la primera semana.

El segundo desafío se refiere a la falta  de concienciación por parte de los equipos de respuesta humanitaria acerca de los valiosos recursos de información que genera  la comunidad a través del crowdmaping, señala Meier.

La comunidad de voluntarios OpenStreet Mapa, por ejemplo, creó un mapa de carreteras de más de 500.000 zonas afectadas por desastres, mientras que los voluntarios que trabajaron con otro mapa de crisis, Sinsai.info, verificaron, clasificaron y cartografiaron 12.000 tweets y correos electrónicos de las regiones durante más de tres meses .

“Estas plataformas, dice Meier,  tienen el potencial de cerrar las brechas de información que obstaculizan la respuesta y recuperación, pero no está claro hasta qué punto fueron utilizadas por los servicios de emergencias profesionales.”

“Sin embargo, prosigue, debido a los problemas en la planta nuclear de Fukushima, y la escala de la devastación, aún quedaba la cuestión de la “mala adaptación” – donde la cobertura de los principales medios se centró en la crisis nuclear y no proporcionó la información que la gente en los centros de evacuación más necesitaba”

El JMA (Japan  Management Association) utiliza un servicio de mensajes cortos de difusión celular (SMS-CB) para enviar alertas de comunicación para los usuarios de teléfonos móviles en ubicaciones geográficas específicas. Los terremotos afectan áreas de diferentes maneras, por lo que la alerta a los usuarios de teléfonos basados en la ubicación permite enviar alertas específicas a regiones específicas.

Uso de las redes sociales

El informe se refiere también al uso de app como Yurekuru, que avisan de la llegada de un terremoto, y al uso de boletines de las redes sociales como Twitter, Facebook y Mixi, que sirvieron para que los ciudadanos hicieran saber a sus familiares que se encontraban bien, así como de plataformas como YouTube y Ustream .

No hay que olvidar que Japón es el tercer país con mayor número de usuarios de Twitter por detrás de Estados Unidos y Brasil. 35 millones de japoneses tienen cuenta en Twitter.

Los hashtags más populares durante el terremoto y tsunami incluyen: # ANPI (para la búsqueda de personas) y # Hinan (para información sobre evacuaciones), así como # Jishin (información terremoto).

En febrero de 2012 Facebook probó su tablón de Desastres, donde los usuarios pueden indicar si están a salvo tras una catástrofe.  El servicio sólo se activará después de emergencias graves.

Mixi

El sitio japonés, Mixi, fue citado como el medio de comunicación social  más utilizado en la región afectada de Tohoku y  no debe ser subestimado, señala el informe. En las zonas donde no había conectividad de red limitada, los usuarios  de Mixi pudieron comprobar cuál fue la última vez que sus compañeros se habían conectado al ver su página de perfil, lo que fue una manera de confirmar si el usuario estaba a salvo.

 

El 16 de marzo de 2011, Mixi lanzó una nueva aplicación que permitía a los usuarios ver el historial de sus amigos.

Ustream también permitió chats en directo entre los usuarios que utilizaban su Twitter, Facebook y cuentas de mensajería instantánea. Este servicio se llama “corriente social”.

Las autoridades locales y organizaciones no gubernamentales comentaron que el contenido de los tweets o mensajes de Facebook que soliciten asistencia a menudo no eran pertinentes porque muchos de los mensajes se basaban en información secundaria o simplemente estaban siendo retuiteados.

El informe habla también de los rumores en las redes sociales y de los tablones de mensajes creados por las compañías de telefonía móvil japonesa para que la gente escribiera o grabara mensajes en sus teléfonos móviles para sus amigos y familiares. Estos mensajes podían distribuirse como texto o como grabaciones y fueron utilizados 14 millones de veces después del terremoto.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario