Guía recomendaciones pacientes ingresados por Ébola en EEUU

Según la OMS los brotes de Ébola tienen una tasa de letalidad que puede llegar al 90%

Según la OMS los brotes de Ébola tienen una tasa de letalidad que puede llegar al 90%

La guía de recomendaciones para pacientes ingresados en hospitales de Estados Unidos con posibilidad de estar infectados por el ébola ofrece una serie de consejos que son extrapolables a estos pacientes en otros ámbitos. Los consejos van dirigidos  a todo el personal médico e incluyen donde colocar al paciente, qué material de protección hay que utilizar y cómo controlar y tratar a las personas que los visitan.

 El paciente  de colocarse en una habitación individual con un cuarto de baño privado y con la puerta cerrada.

Las instalaciones deben mantener un registro de todas las personas que entren en la habitación del paciente.

Considere la posibilidad de colocar personal en la puerta del paciente para asegurar el uso apropiado y consistente de equipo de protección personal por todas las personas que entran en la habitación de un paciente.

 Equipo de Protección Personal  (EPP)

Todas las personas que entren en la habitación del paciente deben usar por lo menos:

Guantes

Traje (resistente o impermeable a los fluidos)

Protección para los ojos (gafas o careta)

Mascarilla

EPP adicional puede ser necesario en determinadas situaciones (por ejemplo, grandes cantidades de sangre, otros fluidos corporales, vómito o las heces presentes en el medio ambiente), incluyendo pero no limitado a:

Doble enguantado

Cubrezapatos desechables

Cubrepierna

equipo de proteccion personal ebola

 

El personal sanitario debe utilizar el equipo recomendado al entrar en las habitaciones de pacientes o áreas de atención. Al salir de la habitación del paciente o del área de cuidados debe retirarse meticulosamente sin contaminar los ojos, membranas mucosas, o ropa con materiales potencialmente infecciosos.

También hay que vigilar la no contaminación del material  desechado o desechable, y del equipo de protección pre-utilizable.

Para el equipo de protección personal re-usable hay que limpiarse y desinfectarse de acuerdo con las instrucciones de reprocesamiento del fabricante y las normas del hospital.

Las instrucciones para ponerse y quitarse el EPP se han publicado aquí.

La higiene de manos debe realizarse inmediatamente después de la retirada de los EPI.

Equipo de Atención al Paciente

Se debe utilizar un equipamiento médico (preferiblemente desechable, cuando sea posible) para la prestación de la atención al paciente.

Todos los equipos médicos no especializado y el no desechable utilizado para la atención al paciente deben limpiarse y desinfectarse de acuerdo con las instrucciones del fabricante y las normas del hospital.

 Consideraciones de Atención al Paciente

Limitar el uso de agujas y otros objetos tanto como sea posible.

Flebotomía, procedimientos, y pruebas de laboratorio deben limitarse al mínimo necesario para la evaluación de diagnóstico y atención médica esenciales.

Todas las agujas y objetos cortopunzantes deben manejarse con extremo cuidado y colocados en dispositivos en contenedores de material punzante.

 Procedimientos de generación de aerosoles  

aerosoles

 

Se recomienda evitar procedimientos con aerosoles en los pacientes con Ébola. Si se realizan hay que utilizar una  combinación de medidas para reducir la exposición de los procedimientos que generan aerosoles cuando se realiza en pacientes con Ébola.

Los visitantes no deben estar presentes durante los procedimientos que generan aerosoles.

Limitar el número de personal sanitario presente durante el procedimiento a sólo los esenciales para el cuidado del paciente y el apoyo.

Llevar a cabo los procedimientos en una habitación privada y preferiblemente en una sala de aislamiento aéreo. Las puertas de las habitaciones deben mantenerse cerradas durante el procedimiento, excepto para entrar o salir. Las entradas y salidas deben ser minimizadas durante y poco después del procedimiento.

El personal sanitario debe usar guantes, una bata, cubiertas desechables para zapatos, y, o bien una mascarilla que cubra completamente la parte frontal y los lados de la cara o gafas de seguridad, y de protección respiratoria que protejan al menos tanto como un respirador N95 de capacidad probada con certificación NIOSH o superior (por ejemplo, respiratoria de purificación de aire forzado o un respirador elastomérico) durante los procedimientos que generan aerosoles.

Llevar a cabo la limpieza superficial del medio ambiente siguiendo los procedimientos (véase más abajo la sección sobre el control de infecciones del medio ambiente).

Si se utilizan equipos reutilizables o PPE (por ejemplo respirador de purificación de aire, respirador elastomérico, etc), deben limpiarse y desinfectarse de acuerdo con las instrucciones del fabricante y las normas del hospital.

La recogida y tratamiento de los respiradores reutilizables sucios debe ser realizada por personas capacitadas utilizando el EPP tal como se describe más arriba para el cuidado rutinario del paciente.

Procedimientos habituales para aplicar aerosoles

Los procedimientos que normalmente se incluyen son doble nivel de presión de aire positiva (BiPAP), la broncoscopia, la inducción de esputo, la intubación y la extubación, y la aspiración de las vías respiratorias abiertas.

Es preferible utilizar respiradores faciales de filtración desechables.

Higiene de las Manos

El personal sanitario debe realizar la higiene de manos con frecuencia, incluyendo antes y después de todo contacto con el paciente, el contacto con materiales potencialmente infecciosos, y antes de colocarse y al quitarse el EPP, incluyendo guantes.

Los centros sanitarios deben asegurarse de que los suministros para realizar la higiene de manos se encuentran disponibles.

La higiene de manos en los centros asistenciales se puede realizar mediante el lavado con agua y jabón o usar desinfectantes para manos a base de alcohol. Si las manos están visiblemente sucias, use agua y jabón, no desinfectantes para manos a base de alcohol.

lavarse las manos

 

Control de Infecciones Ambiental

La diligente limpieza ambiental y desinfección y manejo seguro de materiales potencialmente contaminados es de suma importancia porque como la sangre, el sudor, vómitos, heces y otras secreciones corporales representan materiales potencialmente infecciosos.

El personal sanitario que realiza la limpieza del medio ambiente y la desinfección debe usar el equipo de protección personal citado y considerar el uso de barreras adicionales (de zapatos y las piernas cubiertas, etc) si es necesario.

También hay que usar protección para en la cara (mascarilla o máscara con gafas) cuando se realizan tareas como la eliminación de residuos líquidos que pueden generar salpicaduras.

Siga los procedimientos estándar, por la política del hospital y las instrucciones del fabricante, para la limpieza y / o desinfección de:

 Superficies y equipos ambientales

Pra la desifección de textiles y ropa y utensilios de comida y vajilla hay que utilizar desinfectantes hospitalarios registrados por la EPA para desinfectar las superficies duras no porosas, de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta para el uso.

La página web de búsqueda de la EPA de los productos registrados está disponible aquí.

Para obtener información adicional sobre el control de infecciones ambientales, consulta la Guía de Control de Infecciones Ambiental en Instalaciones de Salud.

 Prácticas de inyección seguras

Deben seguirse las prácticas seguras de inyección como se especifica en las precauciones estándar.

Cualquier equipo de inyección o envase del medicamento parenteral que entra en el área del tratamiento del paciente debe estar dedicado a ese paciente y eliminarse en el punto de uso.

Contenedor de agujas

Contenedor de agujas

 

Duración de las precauciones de control de infecciones

Debería determinarse caso por caso, en relación con las ordenanzas locales, estatales y autoridades federales de salud.

Los factores que deben considerarse incluyen, pero no se limitan a: la presencia de síntomas relacionados con el Ébola, fecha de desaparición de los síntomas y otras condiciones que requieren precauciones específicas (por ejemplo, tuberculosis, Clostridium difficile) y de información de laboratorio disponibles.

Seguimiento y Gestión de Personal potencialmente expuesto

Las instalaciones deben desarrollar políticas para la supervisión y gestión del personal sanitario potencialmente expuesto. Estas medidas deben ser flexibles y coherente con la orientación de salud pública y no punitivas.

Hay que asegurarse que todo el personal sanitario, incluidos aquellos no empleados directamente por el centro de salud, pero que proporcionan servicios diarios esenciales, están al tanto de los protocolos por la enfermedad.

Las personas con percutánea o exposiciones mucocutáneas a sangre, fluidos corporales, secreciones o excreciones de un paciente con sospecha de Ébola hemorrágico deben dejar de trabajar y lavarse inmediatamente las superficies afectadas de la piel con agua y jabón. Las membranas mucosas (por ejemplo, la conjuntiva) deben ser regadas con abundante agua o solución lavaojos.

Además, deben contactar de inmediato con el responsable de salud ocupacional o el supervisor de la evaluación y el acceso a los servicios de gestión de post-exposición para todos los patógenos apropiados (por ejemplo, virus de inmunodeficiencia humana, hepatitis C, etc).

El personal sanitario que desarrolle la aparición repentina de fiebre, debilidad o dolores musculares intensos, vómitos, diarrea, o cualquier signo de hemorragia después de una exposición sin protección (es decir, que no lleven el EPP recomendado en el momento del contacto con el paciente o por contacto directo con sangre o fluidos corporales) para un paciente con Ébola hemorrágico deben:

No acudir a trabajar o dejar de hacerlo de inmediato.

Notificarlo a su supervisor.

Solicitar una evaluación médica oportuna y pruebas .

Notificar a los departamentos de salud locales y estatales.

Cumplir con la exclusión de trabajo hasta que ya no sea considerado infeccioso para los demás.

El personal sanitario asintomático sometido a una exposición sin protección (sin el equipo recomendado en el momento del contacto con el paciente o por contacto directo con sangre o fluidos corporales) a un paciente con Ébola  debe recibir una evaluación médica y los cuidados de seguimiento incluido el control de la fiebre dos veces al día durante 21 días después de la última exposición conocida.

Los hospitales deberían considerar políticas que garanticen el contacto dos veces al día con el personal expuesto paraa discutir los posibles síntomas y documentar los controles de fiebre.

Este personal puede seguir trabajando mientras controla su temperatura corporal dos veces al día, de acuerdo con la política del hospital y las ordenanzas locales, estatales y autoridades federales de salud pública.

Traslado del misionero español a una habitación de aislamiento en Madrid

Traslado del misionero español a una habitación de aislamiento en Madrid

 

 Monitoreo, Gestión y Formación de Visitantes

Debe evitarse la entrada de los visitantes en la habitación del paciente.

Las excepciones pueden ser consideradas caso por caso para aquellos que son esenciales para el bienestar del paciente.

Establecer procedimientos de seguimiento de la gestión y la capacitación de los visitantes.

Las visitas deben ser programadas y controladas para permitir:

La detección de Ébola  (por ejemplo, fiebre y otros síntomas) antes de entrar o al llegar al hospital.

La evaluación de riesgo para la salud de los visitantes y la capacidad de cumplir con las precauciones.

Se deben proporcionar instrucciones, antes de la entrada en el área de atención al paciente, sobre la higiene de las manos, las limitaciones para entrar en contacto con las superficies que se tocan, y el uso de equipo de protección de acuerdo con la política actual instalación, mientras está en la habitación del paciente.

La circulación de visitantes dentro de la instalación debe ser restringida al área de atención al paciente y un área de espera inmediatamente adyacente.

Los visitantes que han estado en contacto con el paciente Ébola hemorrágico antes y durante la hospitalización son una posible fuente de la enfermedad para otros pacientes, visitantes y personal.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)