Inundaciones: cinco lecciones aprendidas en Reino Unido

Somerset Levels

Somerset Levels

Construir zanjas de hormigón cada vez más altas ya no es una solución contra las riadas. Tampoco sirve dragar los ríos ni enderezar su curso, señala el diario británico The Guardian, quién sugiere cambiar el enfoque para hacer frente en la isla al aumento del nivel del mar y a los fenómenos meteorológicos extremos causados por el cambio climático.

El dragado de los ríos no habría evitado las inundaciones de Somerset de Febrero de 2014 ni drenado el agua mucho más rápido, señalan los expertos al diario.

“Un deseo para la acción inmediata es comprensible, dice el digital, pero ha caído una gran cantidad de lluvia en los Somerset Levels (llanuras ganadas al agua en la zona de Somerset), mucho mayor que la capacidad de los cauces de los ríos , y gran parte de los niveles están por debajo del nivel del mar – el agua tiene que ir cuesta arriba a la costa.”

Recuperar el camino de la naturaleza, más efectivo

La construcción de diques y otras medidas de retención están dejando paso a sistemas que permiten al agua recuperar su cauce natural de un modo más lento: “el uso de campos como las charcas temporales, el bloqueo de los desagües e incluso permitiendo que los árboles caídos obstaculizan los flujos.”

El cambio de paradigma requeriría un nuevo planteamiento económico

Gran Bretaña se ha pasado un milenio drenando pantanos y haciendo obras de ingeniería para retener el mar y crear nuevas tierras de cultivo, pero hoy en día las ciudades son tan apreciadas como esos terrenos y habría que sacrificar los primeros en función de los segundo, señala el digital.

Ese enfoque implicaría “un nuevo arreglo con los agricultores que equilibre los alimentos contra las inundaciones”, con las indemnizaciones oportunas para los propietarios de las tierras que se dejarían de cultivar.

Muchos expertos predicen que las llanuras construidas artificialmente, como los Somerset Levels, “tendrán que ser abandonas al mar antes de fin de siglo” por el costo que supone mantenerlas libres de agua.

Rotura dique río Avon (Fte: BristolPost)

Rotura dique río Avon (Fte: BristolPost)

Los diques que protegen las viviendas en la costa probablemente serán destruidos por la fuerza de la naturaleza y volverán a convertir el área en una marisma, apunta el digital.

La protección contra las inundaciones suele funcionar

“A pesar de los miles de viviendas que han sido inundadas durante este invierno empapado y tormentoso, alrededor de un millón han sido protegidos por las defensas tendidas. Pero, con el riesgo creciente, los expertos advierten que es imposible detener todas las inundaciones”, señala el digital.

“El foco debe cambiar hacia los hogares que se están preparando para las inundaciones, especialmente las repentinas que pueden golpear en cualquier lugar” porque se espera un aumento de las precipitaciones por el calentamiento global.

Medidas para evitar inundaciones

“Las medidas pueden ser simples: desde tapones de aseo inflables para detener desbordamientos de aguas residuales a ranuras en los protectores de las puertas. Otros reducen el costo de las reparaciones de las inundaciones, tales como volver a cablear los circuitos eléctricos más cerca de nivel del techo. En algunas llanuras de inundación, las personas están incluso construyendo casas sobre pilotes.”

 Mil millones de libras en daños por inundación

Reducir las medidas para evitar las inundaciones es una falsa economía, señala el digital, que valora los perjuicios de las  inundaciones de este invierno (2013-14) al menos en mil millones de libras en daños a casas, negocios, carreteras y otras infraestructuras.

“Eso es casi el doble de la cantidad que se gasta en las defensas contra inundaciones de este año. De hecho, en el largo plazo se espera que la mayoría de los planes de defensa contra inundaciones puedan ahorrar ocho libras por cada una invertida.”

El gasto público anual en las defensa contra inundaciones se reducirá en un 15 % en términos reales, alrededor de 90 millones de libras al año, y cientos de proyectos en todo el país permanecerán en espera.”

“Los asesores oficiales del gobierno, el Comité sobre el Cambio Climático, calculan que estos recortes resultarán en tres mil millones de euros de daños futuros. Por otra parte, debido a que el riesgo de inundaciones está aumentando  el comité calcula que entre 2011-2015 la coalición está gastando 500 millones de libras menos de lo que se necesita para mantener los riesgos de inundación en el mismo nivel.”

Inundaciones de Carlisle (Cumbria - Reino Unido) (Fte:

Inundaciones de Carlisle (Cumbria – Reino Unido) (Fte:

El cambio climático avanza más rápido de lo espera y golpea fuerte

Un estudio del gobierno en 2012 identifica el aumento de las inundaciones como el mayor impacto del cambio climático en el Reino Unido. Coincidiendo con el estudio, 2012 fue el año más húmedo de Inglaterra desde que hay registros.

“Esto ya se está sintiendo, señala el digital. El calentamiento global dobla las probabilidades de sufrir extensas inundaciones en Inglaterra, como ocurrió en el año 2000, según los científicos.

“Las temperaturas más cálidas conducen a una mayor humedad en el aire, y también introducen más energía en los sistemas climáticos: el resultado son aguaceros graves más frecuentes en las costas del sur. El mar se ha incrementado ya 6 centímetros en dos décadas, con lo que las mareas se acercan más a los diques o los sobrepasan.”

“El nivel del mar podría aumentar en casi un metro este siglo. La planificación para hacer frente a esta creciente riesgo de inundación se inició hace una década, esperando que se pueda sentir en la década de 2030. Pero los expertos dicen que los efectos se están notando ahora.”

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)