Las redes sociales, medios de verificar la información en catástrofes.

(Fte: concepcupboard.com)

Las redes sociales tienen a autocorregirse a la vez que ayudan a corregir a otras fuentes; ofrecen más información que los medios tradicionales y son un vehículo para autentificar las fuentes de la información. Cómo recopilar, autenticar e integrar información de una variedad de fuentes en desastres es la tarea principal de los voluntarios digitales agrupados en equipos de ayuda VOST.

Los medios sociales pueden corregir la información falsa de otras fuentes, tal como ha demostrado la socióloga especializa en desastres Jeanette Sutton en Twittering Tennessee: redes distribuidas y colaboración después de un desastre tecnológico. Sutton señala que las crisis favorecen el surgimiento de una red de inspectores, los voluntarios digitales agrupados en VOST,  que surgen en todo el mundo y monitorizan las redes sociales  para corregir la información errónea suministrada por las propias redes sociales , los  medios de comunicación de masas y los informes oficiales.

Las redes sociales tienden a autocorregirse

Estudio tras estudio, incluyendo uno realizado por la Defensa Agencia de Proyectos Avanzados de recursos, se demuestra que las redes sociales de todo tipo tienden a autocorregirse por la desinformación”, señala John Orlando en su artículo “Verificando la información con redes sociales.”

 “Una característica redentora de Twitter es la velocidad relativa con la que los usuarios olfatean y desenmascaran las falsedades de mayor circulación” según explica el post  “Building a Better Truth Machines, publicado por Will Oremus.

Las redes sociales se constituyen así en lo que se ha denominado “un horno autolimpiable”, en palabras del New Yorker o una “máquina de la verdad”, para John Herman.

Las redes sociales proporcionan más información: crowdmaping

Tanto los medios oficiales como los medios de comunicación resumen la información que ofrecen, lo que conlleva a una pérdida de detalles valiosos.

Crowdmap India

 ”Si vives cerca de un incendio forestal, señala Orlando como ejemplo, estás menos interesado en el número total de hectáreas quemadas que en conocer la posición del fuego respecto a tu calle. Por esta razón el  crowdmaping (herramienta que permite crear mapas de desastres colaborativos)  se ha convertido en una herramienta valiosa para la respuesta a desastres – preserva los millones de detalles acerca de la situación que son críticos para la toma de decisiones.”

“Ya lo estamos haciendo: Patrick Meier señala que los servicios de emergencia utilizan ya el crowdsourcing con la información a través del 911. Los intervinientes ni siquiera tienen que preocuparse de verificar la información de una llamada al 911 antes de responder, simplemente acuden”, señala Orlando.

Cómo se usan las redes sociales para verificar la información

“Imagine que usted es un jefe de bomberos con 20 bomberos situados a lo largo de una cresta luchando contra un incendio forestal. Una fuente señala que los bomberos no están en peligro, pero de repente cientos de ciudadanos afirman ver que el fuego se ha dado la vuelta y amenaza con engullir a los bomberos. ¿Qué haría usted?”, se pregunta Orlando.

Equipos de voluntarios digitales VOST

La verdadera pregunta es, en su opinión “¿Cómo reunir, autenticar e integrar la información de una variedad de fuentes – los ciudadanos, medios de comunicación, información oficial,  – para desarrollar la conciencia situacional?”. Esta es la tarea principal de la nueva gestión de desastres y el equipo de operaciones virtuales de apoyo (VOST).

El trabajo de un VOST incluye “la recopilación de información de una variedad de fuentes, aplicando criterios de verificación, clasificación y agregación de la información más una evaluación que permitan formar una imagen de la situación. Esto no sólo proporciona a los participantes experiencia en el uso de las herramientas, sino también práctica en técnicas de verificación que pueden aplicar en la gestión de sus propias crisis.”

La verificación de las técnicas se dividen en dos categorías: la fiabilidad de la fuente y confirmación exterior. Orlando pone como ejemplo el Grupo de Trabajo en  espera (Standby Task Force), compuesto por 700 personas de todo el mundo que ayuda a las Naciones Unidas en la respuesta a los acontecimientos mediante la recopilación, organización y verificación de la información de una variedad de fuentes, incluidas las redes sociales.

Técnicas para verificar las fuentes de información

El SBTF, creado por Patrick Meier,  ha desarrollado principios y procedimientos para juzgar la credibilidad de la información, como la ubicación de la fuente, si se trata de un testigo ocular o de una persona que está lejos del lugar de los hechos o si es un retweet o un tweet original.

Tipo de fuente

Otras características a comprobar son el tipo de fuente: periodista, ciudadano ordinario, diplomático, etcétera, el idioma que habla; la URL  proporcionada; lenguaje positivo versus negativo y como utiliza el lenguaje, si insulta, emplea adjetivos, tipo de gramática, etc.

Identificar a la fuente

La cantidad de información sobre la fuente también es analizada por el Standby Taskforce con  preguntas tales como “¿Proporciona su nombre, foto, biografía y los enlaces a su propio blog? ¿Está identificada? ¿Dice cuál es su profesión? Si buscamos su nombre en Google ¿nos da pistas sobre esa persona que la identifiquen? ¿Tal vez una página de Facebook, una dirección de correo electrónico profesional, un perfil de LinkedIn? “

Seguidores en redes sociales

“¿Cuántos seguidores tiene la fuente tiene? ¿Son los seguidores de la zona afectada, lo que indica una relación con la escena (y por lo tanto se preocupa por los que están leyendo esta información, por lo que es más probable que sea genuina)? ¿A cuántas sigue la fuente? ¿Qué tipo de personas son?”

Las técnicas de verificación también tienen en cuenta si la información se comparte en tiempo real y si ofrece evidencia visual con fotos o vídeos que la acompañen.

Confirmación exterior, recopilación de informes independientes

La confirmación por fuentes externas pasa por recopilar cierto número de informes independientes, porque si muchos ojos independientes están compartiendo información sobre un desastre contribuyen a crea una imagen colectiva muy precisa del evento. Es lo que se conoce con el nombre de  “la sabiduría de las multitudes”.

“Esta mentalidad de multitudes aparece cuando unas pocas voces son escuchadas e influyen en las opiniones de los demás de forma secuencial. La independencia es un criterio importante para la validación.”

Otro criterio es la coherencia con los informes de la misma zona, es decir, la existencia de otros informes en consonancia.

Crowdsourcing

El crowdsourcing ofrece la posibilidad de que muchas personas faciliten información sobre un mismo suceso, confirmando, así, la verosimilitud de la información.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 1.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Las redes sociales, medios de verificar la información en catástrofes., 1.0 out of 5 based on 1 rating

Deja un comentario