SGL for USR, sensores químicos para localizar víctimas bajo escombros

Miembro de equipo de emergencia utilizando el dispositivo portátil SGL

La Unión Europea ha puesto en marcha el proyecto SGL for USR (Localizador de  segunda generación para operaciones de búsqueda y recate)  con el objetivo de investigar el perfil químico de las personas atrapadas bajo los escombros tras un terremoto y poderlas rescatar con la mayor rapidez posible. SGL for USR cuenta con 21 socios de diferentes países de la UE.

Se trata del primer dispositivo portátil que puede ser transportado por el rescatador para localizar a las víctimas atrapadas o cadáveres y para el seguimiento de las condiciones peligrosas en edificios derrumbados. El objetivo del proyecto no es sólo crear dispositivos nuevos sino también aumentar la calidad de los sensores utilizados por los equipos de rescate.

Expertos de la Universidad de Loughborough, Reino Unido, están investigando el perfil químico de las personas atrapadas en espacios confinados y se está probando  un prototipo para medir las reacciones químicas de las personas atrapadas, capaz de decirnos si están vivas, en situación de peligro o si han fallecido.

“Quiero que se imaginen que están atrapados en el interior de un edificio, es de noche y usted está solo, no oye nada, no ve nada y espera ser rescatado. Mientras está ahí, explica Paul Thomas, del Departamento de Química de la  Universidad Loughborough, está respirando y  suda y la emanaciones químicas de ese sudor se están trasmitiendo por el edificio.”

“Actualmente los servicios de emergencia no utilizan esas sustancias para rescatarle, pero a menos que lo detecten, no lo encontrarán. Lo que estamos haciendo es identificar esas emanaciones químicas e identificarlas “.

“Al Igual que existen signos de vida existen signos de muerte y de peligro. Intentamos identificar con rapidez esas sustancias que indican que  la persona aún está con vida o en situación de peligro.”

“Los dispositivos de búsqueda existentes, tales como cámaras y sistemas de análisis de voz operan con independencia unos de otros, señala  Mitt Statheropoulos, ingeniero químico coordinador de SGL para USAR de la Universidad Técnica de Atenas, SGL pretende integrar la imagen, el sonido y todos los datos que comportan un análisis químico en una sola herramienta”.

Investigadores de la Universidad de Loughborough investigan el perfil químico de las personas atrapadas en espacios confinados.

Prototipo de uso para primeros intervinientes

SGL ha desarrollado un  dispositivo  para primeros intervinientes cuyos componentes sensores y ópticos actúan por separado. Algunos de ellos se han duplicado para asegurar que la información no se pierde.

En la mayoría de los edificios que se derrumbaron debido a terremotos, fallas técnicas, explosiones o incendios, se necesita localizar a las víctimas atrapadas.

Cuando  los equipos de rescate llegan a la escena deben seguir procedimientos estándar que incluyen la realización de un plan de operaciones de búsqueda y rescate; dar prioridad a los edificios más altos y seleccionar el área con más posibilidad para encontrar a los atrapados, de acuerdo a las minorías nacionales o las organizaciones internacionales.

El procedimiento también debe tener en cuenta largas búsquedas en los huecos individuales; encontrar la posición exacta de la víctima y marcarla; realizar una evaluación permanente de los riesgos de fugas de gas, tóxicos, atmósferas explosivas y  monitorizar los niveles de CO y O2  y evaluar la estructura del edificio.

Imagen ofrecida por SGL

Sistema remoto de detección temprana

El sistema remoto de Detección Temprana (REDS) es un prototipo de red de sensores controlado a distancia por un ordenador que puede ser instalado en un edificio colapsado para buscar signos de vida o detectar situaciones de peligro en huecos o espacios confinados donde existen indicios de vida.

REDS marca electrónicamente  la posición de una víctima encontrada; permite seguir por control remoto a las víctimas bajo los escombros y supervisar las condiciones de seguridad durante la búsqueda y rescate, multiplicando los recursos humanos empleados en la operación.

El sistema se compone actualmente de once nodos: cuatro fijo (anclas) y siete móviles (sondas). Los anclajes son nodos GPS / LPS  y se instalan en las cuatro esquinas de un cuadrado virtual con 100m de lado que rodea el área de búsqueda. Los anclajes se utilizan para proporcionar  las coordenadas geográficas de las sondas, los equipos de rescate y las víctimas en un mapa de la zona de desastre.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario